Receta para hacer BuÑuelos

 

1 tz. de agua

½ cta. de anís

¼ cta. de sal

2 atados de cebolla verde o china

1/8 cta. de polvo de hornear

1 ¼ tz. de harina preparada (cernida)

huevos

Aceite para freir

En una sartén a fuego medio, mezclar el agua, el anís y la sal. Cuando la mezcla rompa a hervor, añada el polvo de hornear y la harina. Saque la sartén del fuego y bata hasta que la harina se haya mezclado bien. Deje enfriar la masa y añada los huevos uno a uno. Es importante esperar a cada huevo se haya mezclado completamente con la masa antes de añadir el siguiente. El proceso puede hacerse a mano o con batidora eléctrica. Deje reposar la masa al menos por una o dos horas, cubierta por un plástico o una tela.

Una vez que la masa ha reposado, caliente aceite suficiente en una sartén como para que los buñuelos puedan sumergirse al ser fritos. Eche un par de cucharadas llenas de masa en el aceite. Asegúrese de dejar espacio entre las bolitas de masa y no llene demasiado la sartén. Los buñuelos giran solos y deben estar crocantes, así que cocínelos hasta que tengan un color dorado. Una vez cocinados, saque los buñuelos de la sartén y colóquelos sobre papel toalla para quitarles el exceso de grasa. En una olla aparte mezcle ½ ó ¾ de taza de azúcar, 1 taza de agua y una rama de canela para hacer la miel de los buñuelos. Hierva por 5 minutos. Puede añadirle vainilla, algún licor o algún otro sabor según su gusto. Sirva los buñuelos con la miel y ¡disfrute!

Sirve para 15 20 buñuelos.

 



Imprimir receta